miércoles, 24 de julio de 2013

Para mí solo hay dos tipos de amor por los que merece la pena escribir novelas:
El platónico y el prohibido.

No pedir nada a cambio, tan solo observar. Enamorarse de los pequeños detalles, de las sutilezas. Conformarse con la distancia. Ésas son las claves del amor platónico. No esperas un beso ni tan siquiera una mirada, sólo analizas, estudias, contemplas. Te das satisfecho con la mínima idea de la existencia del otro.

Furtivo, oculto, cauteloso, escondido, sigiloso, disimulado, solapado. Adoro la idea de que exista alguien en tu mundo que no te convenga pero aún así vayas a por él. Ascensores prohibidos, lugares recónditos, miradas furtivas. Rompes la reglas tan sólo por alguien, por tener algo que valga la pena.

6 comentarios:

  1. Me encanta como escribes y por ello desde hoy te sigo. Mi más sincera ENHORABUENA! un beso.

    PD: Pasate por el mio y ya me dices que te parece (sigueme si te gusta).
    http://leerimaginarescribir.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  2. holaaa! pasamos ha avisarte que ya hemos subido a nuestro blog http://laspiezasdemivida.blogspot.com.es/ un nuevo capitulo de nuestra historia. Esperamos que pases a leer y te guste mucho. TODO EL MUNDO ESTÁ INVITADO! :)

    por cierto un blog precioso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias, tanto por avisar como por el piropo.

      Eliminar
  3. Me encantan tus entradas y tu blog , es precioso de verdad. Te sigo desde ya! Un beso http://unpaismasalladelaimaginacion.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar